Rituales con sal para la prosperidad

Suerte de Sal Delmar

El valioso elemento le ayudará a abrir caminos para el nuevo año que se avecina

 

Sencilla pero poderosa, la sal está ligada a la vida desde el mismo momento en que permitió conservar los alimentos, garantizando así la supervivencia de la humanidad. A su vez, su empleo para momificar a los cuerpos en escenarios como el Antiguo Egipto, por ejemplo, la convirtió en una moneda segura para garantizar el paso hacia el otro mundo y así el cuerpo material podría unirse con su alma en el Más Allá.

La sal también contribuyó a la sobrevivencia de los habitantes en zonas invernales, pues ayudaba a deshacer la nieve y mantener abiertos los caminos, el mineral se hizo sinónimo de buen augurio, por lo que su carencia se ligó a la escasez material.

Es tiempo de ritos para purificarse en apertura al nuevo año que se avecina,para garantizar a su vez la prosperidad y caminos de dicha, por lo que los estudiosos de lo esotérico recomiendan la sal en algunos procedimientos.

Lo primero es realizarse un baño de descarga, que cambiará la energía interna, para prepararse para cosas mejores. Se agrega sal al agua del baño y “se produce un cambio alquímico” en el sujeto que lo hace. “Visualice sus deudas, preocupaciones, enfermedades (si las hubiera) y las energías negativas que lo afectan. Vea cómo esos males abandonan su cuerpo y quedan en el agua donde son neutralizados. Si prefiere ducharse, utilice una pequeña cantidad de sal gruesa en un recipiente y una esponja. Embeba la esponja en agua, sumérjala luego en el recipiente con sal y después frote su cuerpo. Termine el baño de la manera habitual, con agua y no es necesario ya el jabón. Un consejo: Realice este ritual durante el Cuarto Menguante o la Luna Nueva, porque estas fases potencian los ritos de defensa y barrera”, según se explica en el portal ritualesocultos.blogspot.com.

La unión del sahumerio con el blanco mineral, también se asocia a ritos para atraer dinero y éxito. Expertos esotéricos recomiendan colocar carbón en un brasero, encender el fuego y una vez que arda, arrojar la sal sobre él. Mientras lo hace, decir: “Que del Este venga abundancia y oro, del Oeste abundancia y plata, del Norte magníficos regalos, y del Sur torrentes de felicidad y prosperidad. Que así sea, que así sea, porque es mi voluntad y mi deseo, así será”, explican en www.arcanos.com. Se repite tres veces el pedido y luego se arroja la sal.

Las comidas pueden también atraer buenas vibraciones de prosperidad; una mezcla de semillas de sésamo o ajonjolí, sal fina y pimienta, en sus platos cotidianos, es muy auspicioso, así como disponer sal dentro de un pan y dejarlo en la mesa. Aunado a los rituales, la plena disposición mental hacia el éxito y elementos positivos serán esenciales para atraer su propósito.

Deja una Respuesta