¿Quiénes somos?

050_Delmar_Baja__07A8951 - Copy

Sal Marina Caribe Venezuela es una planta procesadora de sal, 100% orgánica y ecológica que ahorra energía y no genera emisiones contaminantes de ningún tipo. Hecha con capital nacional y tecnología de punta, Sal Marina Caribe busca ofrecer a los venezolanos una sal más saludable debido a su procesamiento por acción mecánica: Sal DELMAR.

Somos una empresa venezolana que decidió apostar por el país. Desde hace más de 25 años no había una inversión tan importante en el área de la sal que nos permitiera tener un producto con sus propiedades naturales intactas.

El nuestro es un producto natural, hecho con un proceso completamente orgánico que le permite a la sal marina que comercializamos mantener todas sus propiedades saludables desde que sale del mar hasta que la empaquetamos bajo el mismo nombre: DELMAR. Dentro de esas propiedades naturales que conserva se cuentan los 84 oligoelementos que forman parte del cuerpo humano y son necesarios para la vida.

 


Sal marina directo de la costa a la mesa

quienes2

El método de producción por acción mecánica es el único que preserva el conjunto de 84 minerales naturales de la sal marina

Toda la sal que se comercializa en el país proviene directamente del mar, porque la materia prima se obtiene bien sea en las salinas de Araya (estado Sucre) o en Los Olivitos (estado Zulia). Sin embargo, no todos los productos que se consiguen en el supermercado preservan los minerales que contiene la sal marina. La producción por acción mecánica es el único de los tres métodos donde la sal mantiene los 84 elementos naturales que benefician a la regulación de funciones vitales como la purificación del cuerpo, la energía de los músculos o la regulación de la acidez estomacal.

Lo único que se le agrega a la sal en la producción por acción mecánica son el yodo y flúor en una concentración que está fijada en las normas Covenin. El resto del procedimiento consiste en lavar la sal para extraerle la tierra, luego un segundo lavado, un centrifugado y finalmente pasarla por los dos molinos que golpean la sal para obtener el tamaño del grano que se busca.

La sal de uso diario es un vehículo para incluir en la dieta del venezolano los minerales del yodo y flúor porque se trata de un producto que consumen niños y adultos de forma continua. Pero la sal marina, en sí misma, es el mayor concentrado natural de minerales, dado que contiene 84 elementos entre los que están: aluminio, bario, boro, bromo, carbono, cesio, cobalto, estroncio, magnesio, potasio, sodio, flúor, fósforo, hierro, litio, manganeso, molibdeno, nitrógeno, oro, plata, paladio, radio, rubidio, selenio, silicio, torio, uranio, vanadio y zinc. Estos minerales naturales de la sal marina se presentan en una concentración beneficiosa para el cuerpo humano.