La sal más saludable viene DELMAR

ContenidoDelmar30

Existen diferentes tipos de sales, sin embargo dos de los más conocidos son la sal de mesa (también llamada sal común) y la sal marina. Aunque ambas tienen composiciones químicas muy similares, se diferencian por la forma en la que están presentes en la naturaleza y por los métodos a través de los cuales se obtienen, ya que estos influyen en la apariencia final de la sal y en los beneficios que ella aporta a la salud.

La sal marina, compuesta químicamente por cloruro de sodio y otros elementos como calcio, potasio y magnesio, se logra mediante la evaporación del agua de mar por acción del sol y del viento; mientras que la sal común se extrae de minas o rocas en la tierra y está compuesta, casi en su totalidad, por cloruro de sodio.

Cuando la sal proviene directamente del mar, pasa por menos procedimientos para ser refinada y conserva mayor cantidad de nutrientes. Así es la materia prima con la que hacemos Sal Delmar, se extrae de la salina y se produce por acción mecánica para que preserve los 84 oligoelementos que están presentes en el agua del mar y que son tan saludables.

¿Sabe qué caracteriza a la sal marina? Que está enriquecida naturalmente y brinda gran textura y sabor. De hecho, en el arte culinario, se usa con frecuencia porque tiene un sabor más intenso que el de la sal de mesa y por ende puede emplearse en menores cantidades.

Recuerde usar cualquier tipo de sal con moderación, la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es consumir máximo 6 gramos al día para mantener el correcto funcionamiento del organismo.

Al cocinar, no tema condimentar sus alimentos con una pizca de sal marina natural; estamos seguros de que si es Delmar, es más saludable.

 

Deja una Respuesta