Consumir sal marina a diario trae beneficios para tu cuerpo

Sal marina

Su método de producción por acción mecánica  preserva el conjunto de 84 minerales naturales de la sal marina que brinda beneficios a la salud

Con tan solo la ingesta de unos seis gramos de sal por día, se consigue un efecto de purificación en el cuerpo humano, conforme lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).  Desde temprano en la mañana cuando el organismo inicia su desintoxicación diaria, los 84 elementos minerales de la sal marina guían  este proceso.

La sal de uso diario es un vehículo para incluir en la dieta del venezolano los minerales del yodo y flúor porque se trata de un producto que consumen niños y adultos de forma continua. Pero la sal marina, en sí misma, es el mayor concentrado natural de minerales, dado que contiene 84 minerales entre los que están: aluminio, bario, boro, bromo, carbono, cesio, cobalto, estroncio, magnesio, potasio, sodio, flúor, fósforo, hierro, litio, manganeso, molibdeno, nitrógeno, oro, plata, paladio, radio, rubidio, selenio, silicio, torio, uranio, vanadio y zinc.

Para atender la demanda de una sal más saludable para los venezolanos, Sal Marina Caribe Venezuela introduce al mercado local  Sal Delmar, ofreciendo estos 84 oligoelementos naturales presentes en la sal marina y que asegura sus beneficios al consumidor, gracias a un novedoso proceso de producción completamente ecológico, que viene a renovar el sector salinero en el país.

La técnica de producción orgánica de sal, además,  disminuye el impacto sobre el planeta porque no produce emisiones contaminantes de ningún tipo, ni hacia el aire, el suelo o el agua.

La calidad  de Sal Delmar se basa en su proceso de producción, ya que tal como explica Miguel E. Tsoukatos Altuna, presidente de Sal Marina Caribe Venezuela, “la materia prima llega directamente del mar hasta nuestra planta y nosotros llevamos a cabo un proceso no invasivo que no altera la composición natural de esta sal marina, porque es por acción mecánica”.

Añade el ejecutivo que la única intervención adicional que se realiza, durante el proceso, es la incorporación de yodo y flúor, “elementos profundamente beneficiosos e indispensables para el cuerpo de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud”.

Los minerales naturales de la sal marina se presentan en una concentración que permite realizar toda la purificación del cuerpo a través de la extracción de los ácidos tóxicos como el láctico y el úrico que se excretan por la orina. Además la sal marina apoya el transporte de los nutrientes por el sistema y participa incluso para evitar que los ácidos estomacales produzcan reflujo después de las comidas.

En Venezuela, esto era un privilegio de las sales ofrecidas en negocios especializados y tiendas naturistas, las cuales tienen un costo bastante más elevado que su homóloga de mesa, pero hoy los comensales tienen en sus supermercados de confianza la nueva sal Delmar, proveniente de las cristalinas aguas del Mar Caribe, en el empaque tradicional de un kilo, un producto orgánico a un costo totalmente accesible.

Además de la sal tradicional de mesa, Sal Marina Caribe Venezuela ofrecerá también en los próximos meses un salero de sal fina de mesa y un salero de sal gruesa, indicado especialmente para parrillas, ambos de 500 gramos.  Con este portafolio, la naciente empresa venezolana ratificará su compromiso con la salud “al ofrecer un producto natural, sin alteraciones químicas, para todos”, según palabras de Tsoukatos Altuna.

Para mayor información visitar en Twitter la cuenta @Sal_DELMAR y en Facebook la página del Sal DELMAR.

Deja una Respuesta