Alegre sus comidas con sal

fotograma comercial cocina recortado

Ya sea en platos salados, como dulces, e incluso en bebidas como el café, este poderoso aditivo tiene la virtud de matizar los sabores

 Además de que constituye uno de los cuatro sabores fundamentales y sirve para la conservación de los alimentos, la sal potencia el sabor de los mismos, por lo que gracias a su empleo el ser humano  amplía su capacidad de distinguir los matices en sus comidas.

Cuando se retira o disminuye sustancialmente este aditivo, la mayoría de las personas se quejan de que los alimentos “no saben a nada” y no es exactamente así, pero es porque perciben la disminución de los otros sabores.

Esta virtud es lo que ha llevado a muchos cocineros a experimentar con la sal en los platos dulces, como en el caso de su empleo con el chocolate, aunque también existe alianza del consumo de sal con el café. ¡Sí, con el café! Mientras en el primer caso la adición produce un alza de la intensidad de la percepción del chocolate, en el caso del café se dice que un toquecito de sal disminuye el sabor amargo del mismo.

Hoy día, además del sabor, se reconoce también el papel de la textura de este aditivo, por lo que no es igual usarla refinada, marina, fina o gruesa y cada vez se vuelve más la mirada hacia las finas escamas de sal, la de grano grueso llamada parrillera e incluso a las mezcladad con hierbas y especias, las cuales también se pueden preparar en casa.

Un chef de renombre internacional como el español Ferran Adrià,  emplea  una sal artesanal muy reconocida que proviene de Inglaterra, para dar un plus de textura crujiente a carnes, mientras para los pescados reserva usualmente una procedente de Asia, de carácter más sutil pero con gran aroma. Otros, como Juan Mari Arzak, también español, además de utilizar las ya señaladas, añade a sus platos sales de pueblos del Mediterráneo y de otras zonas como Hawaii, además de fabricar la suya, con adición de otros aromas y sabores.

Revise sus anaqueles de hierbas y especias y con el pequeño costo que representa un paquete de un kilo de sal marina Delmar, elabore varios frascos de “sal al gusto” que servirán de uso para usted o para regalar entre sus seres queridos. Para prender a preparar sus propias sales con hierves, haga click aquí.

Deja una Respuesta